manzana suiza

La manzana Suiza y su alto poder antioxidante

El cuerpo humano contiene millones de tipos de células importantísimas para nuestra salud.
Estas células son las encargadas de mantener nuestros cuerpos en perfecto funcionamiento cada día.
Las células madre, se caracterizan por su capacidad renovadora, de ahí resalta el interés brutal de laboratorios farmacéuticos y cosméticos por lograr encontrar la fórmula mágica para retrasar el envejecimiento cutáneo.

¿Por qué envejecemos?, ¿podemos ralentizar este proceso que tanto nos preocupa?

Factores como la edad, el estrés, sedentarismo y una mala alimentación nos afectan a la renovación celular, provocando una ralentización prematura, de dichas células.

Para compensar esta ralentización, los laboratorios cosméticos tratan de incorporar día a día en sus formulaciones, extractos de células madre de origen vegetal.
Son éstas mismas, las que se utilizan en cosmética aplicadas a a la belleza.

Uno de los últimos avances en cosmética, es el descubrimiento del alto poder antioxidante de la manzana suiza.
Gracias a los avances en biotecnología y liposomado, son las células madre de la manzana suiza, las cuales son muy ricas en fitonutrientes, las que protegen del estrés oxidativo, actúan reparando el ADN celular, y combatiendo así el cada vez más temido envejecimiento prematuro.
En concreto, éstas células procedentes de la manzana, son capaces de alargar el ciclo de vida de las células madre de la piel, y aumentar su capacidad de regeneración.

Y ahora que sabes un poquito más acerca de la renovación celular, de lo importante que es saber que nos ponemos en la piel, y sobre todo que efectos va a tener en nosotros, te aconsejamos siempre que: leas la composición de cada cosmético, sus principios activos, indaga, observa a la competencia, recuerda, que no siempre el cosmético más caro es el que más beneficios va a aportarte.
Cada persona tiene un cutis diferente y necesita productos y cuidados específicos, no te dejes engañar por el ” A mi amiga le va genial”, seguro que será cierto, pero ¿es su piel la tuya?, la respuesta es no, así que escucha a tu cuerpo, y dale las necesidades que tenga, bien sea hidratación, limpieza…firmeza.

Por lo tanto es necesario saber que la ciencia aplicada a la cosmética crece a pasos agigantados.
Cuidarse ya no es una opción sino que se ha convertido en casi en una obligación…

Pero ante todo recuerda, el espejo es sólo el reflejo del alma…
Reflejamos lo que proyectamos.
Sonríe cada día, y trata de llevar una vida lo más equilibrada posible, tal vez no te haga parecer más joven pero si vivirás feliz, y transmitirás esa visión a los que están a tu alrededor.

Publicado en Belleza y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario